Hacer clic en los anuncios publicitarios no cuesta nada. Al contrario, permite que puedas seguir disfrutando los contenidos de este blog.

Apoya la causa salsera, haz clic al menos una vez en cualquiera de los anuncios.

viernes, 20 de julio de 2012

LA BIOGRAFÍA DE LA SEMANA

El fundador de la orquesta homenajeada esta semana, nació el 16 de enero del año 1940, en el barrio Dulces Labios de Mayagüez, Puerto Rico. Residente en Santurce, junto a su madre Raquel María Vázquez Plaza y su padre Francisco Roena se destacó en el deporte como jugador de béisbol, integrando la selección de la Liga de Béisbol Aficionado de Puerto Rico. Roena da sus primeros pasos en el arte del espectáculo montando rutinas de baile con su hermano Francisco “Cuqui” Roena en su ciudad natal. 

Antes de comenzar esta historia, hay que decir que, Roberto Roena, hizo parte inicialmente de orquestas como: "Cortijo y su Combo", "El Gran Combo de P.R." y "Roberto y sus Megatones", hasta que fundó un día como hoy, pero de 1969, la agrupación de la cual nos ocuparemos en esta ocasión.


APOLLO SOUND
Su lanzamiento un día como hoy, hace 43 años


Cortesía de Herencia Latina.com
Titulación y Edición de BARRANQUILLA ES SALSA

Con la experiencia acumulada en El Gran Combo y la dedicación al estudio de la percusión en todas sus formas, Roena decidió formar su propia agrupación convocando a músicos de la talla de los trompetistas Mario Álvarez Cora, excompañero del combo de Cortijo y Elías López, el trombonista Osvaldo “Cuchón” Núñez, Al Albreu y Piro Mantilla, entre otros; la mayoría de los cuales habían grabado con Roena en el álbum de Los Megatones, “Se Pone Bueno / It Gets Better”. Con el nombre de El Apollo Soundel fallecido Al Albreu bautizó la orquesta; así el nombre de la banda tiene su historia: lo de Apollo porque el 20 de julio de 1969 el Apollo 11 fue lanzado a la luna y ese día fue el primer ensayo de la orquesta, Roberto no lo pensó dos veces y aceptó el bautizo de su agrupación con ese nombre; lo de Sound cobraría luego fuerza en ese empeño de hacer algo diferente, con un sonido distinto y progresivo. El ensayo se efectuó en un club llamado La Rue en los Borinquen Towers en Puerto Nuevo. El Apollo Sound impactó con un sonido musical versátil, inspirado principalmente por los arreglos del grupo americano Chicago.

Roena firmó contrato con el sello Fania International (llamado después solamente Internacional), una división de la compañía Fania Records de Jerry Masucci y Johnny Pacheco, gracias al fenecido Manolín Martínez, pionero locutor de la radio puertorriqueña, y debutó con su banda Apollo Sound con el álbum “Roberto Roena y su Apollo Sound” en 1969. El gran compositor puertorriqueño, Catalino Tite Curet Alonso, fue el director musical creativo del álbum y escribió el tema que más pegó “Tu Loco Loco, Y Yo Tranquilo”, también fueron éxitos los temas “Consolación”, “El Escapulario” y “El Barrio Sin Guapo” interpretados por un joven vocalista llamado Piro Mantilla, quien fue integrado a la orquesta como único cantante latino, acompañado por los vocalistas de estilo americano Dino “Guy” Casiano y Frankie Calderón que a la vez hacían coros. Roena recibió ayuda de su amigo Orlando “Peruchín” Cepeda quien fue su consejero musical, le ayudó a escoger los temas y lo apoyó en sus decisiones.

Desde su comienzo, el Apollo Sound presentó una línea de dos trompetas y dos trombones en armonía, saxofón tenor (doblando en flauta) en la sección de vientos, en la sección rítmica: bongó, conga, timbales, bajo, piano y en las voces: vocalista principal y coros. Una tercera trompeta fue agregada a mediados de los 70 y esta combinación la mantuvo hasta entrar en los noventa. Conservando su integridad rítmica, Roena y el Apollo Sound desarrollaron uno de los equipos más progresivos y sofisticados de la salsa con un estilo propio muy distintivo. Ayudó a lograr esto, el hecho de que Roena contrató a algunos de los más creativos arreglistas de Puerto Rico durante esos años, incluyendo a Bobby Valentín, Elías López, Luis “Perico” Ortiz, Julio “Gunda” Merced, Papo Luca, Louis García, Tito Rivera y Humberto Ramírez.

Los primeros tres trabajos discográficos del Apollo presentaron el mismo trío de vocalistas: Piro Mantilla, Dino “Guy” Casiano yFrankie Calderón. Su amigo el trompetista Elías López actuó como director musical de la segunda y tercera grabaciones del Apollo Sound. Del álbum “Roberto Roena y su Apollo Sound 2” surgieron éxitos como “Chotorro”, “Mandingore” y “Te Lo Voy A Jurar”. En la tercera grabación del Apollo: “Roberto Roena y su Apollo Sound 3” encontramos temas como “El Traqueteo” de la autoría de Tite Curet Alonso, “Hagan Silencio”, “Soy El Terror” y “Yo Soy El Chambelón” de René López.

El vocalista arecibeño Tito Cruz, quien fue recomendado por el saxofonista Miguel Rodríguez, reemplazó a Piro Mantilla en el álbum“Roberto Roena y su Apollo Sound 4” de 1972; fue difícil acoplar a Tito en el L.P., ya que este estaba grabado en los registros de tono de Piro, pero gracias a las variaciones que hizo Roena, el éxito fue inmediato, dejándose escuchar con temas como “Con Los Pobres Estoy” y “Las Brisas De Mi Borinquen”, entre otros. Este año, 1972, el grupo sufrió una lamentable baja tras la muerte del saxofonista Al Abreu, en un accidente de auto cuando viajaba de regreso a San Juan después de amenizar con la agrupación un baile en Ponce.

Luego Casiano fue sustituido por Sammy González, que venía de la orquesta de Tommy Olivencia (Ángel Tomás Olivencia), en el quinto lanzamiento del Apollo Sound “Roberto Roena y su Apollo Sound 5” en 1973, que también marcó el debut de grabación del virtuoso trombonista y arreglista Julio “Gunda” Merced con la orquesta. Sammy grabó los tremendos y exitosos temas “Cui Cui”, “Aquellos Que Dicen” y “Avísale A Mi Contrario”. El trompetista Elías López abandonó el grupo siendo reemplazado por Darío Morales, también ingresa el bajista Jappy Castro.

En 1974, grabó el álbum “Roberto Roena y su Apollo Sound 6”, que se convirtió en uno de sus favoritos, pues en este Roberto le pidió a sus músicos y arreglistas que trabajaran libremente y sin limitaciones. Luis “Perico” Ortiz hizo los arreglos de los temas “Traición” y “Parece Mentira”, Julio Gunda Merced del tema “El Que Se Fue”, Bobby Valentín arregló “Que Se Sepa” y “Ese Soy Yo”, y el fallecido pianista y arreglista Jorge Millet “En Mis Rosales”, “Herencia Rumbera” y “Cucarachita Cucarachón”.

También el 25 de junio de 1974, Roberto Roena participó con su bongó en la reunión de los miembros originales del Combo de Cortijo con Ismael Rivera para una apoteósica e histórica presentación en el Coliseo Roberto Clemente en San Juan de Puerto Rico. Esa noche estuvieron participando, además de Rafael Cortijo, en la dirección musical, e Ismael Rivera, como la voz estelar, Roy Rosario en los coros, Martín Quiñones en la conga, Rafael Ithier en el piano, Eddie Pérez y Héctor Santos en los saxofones, Mario Cora y Kito Vélez en las trompetas, Sammy Ayala en la percusión menor y coros, y Miguel Cruz en el bajo. El concierto quedó registrado en el álbum “Juntos Otra Vez”, en el sello Coco Records bajo la producción de Harvey Averne, en el cual reviven temas como “El Negro Bembón”, “Quítate De La Vía Perico”, “Maquinolandera”, “El Bombón De Elena” y “Severa” en tiempo de bomba pero con una fuerte influencia salsera.

Los vocalistas Calderón y Cruz partieron después del sexto álbum del Apollo Sound y José “Papo” Sánchez se unió a Sammy González como su compañero vocal en el álbum “Lucky 7” en 1976; esta grabación incluyó otro de los más grandes éxitos de Roena, “Mi Desengaño”, co-escrito y sutilmente arreglado por Julio “Gunda” Merced. Al respecto se cuenta que cuando estaban de gira por Venezuela, una noche Julio Merced y Julio Soufront le tocaron la puerta de la habitación a Roena, y le presentaron una canción titulada “Mi Desengaño”, la cual se la ofreció a Sammy para que la cantara, ya que Tito Cruz había salido de la agrupación; pero a este no le interesó grabarla. Es entonces cuando Miguel Rodríguez le presentó a Roena a un jovencito de nombre José “Papo” Sánchez, quien la grabó convirtiéndose en uno de los éxitos comerciales más grande de la historia del Apollo Sound y en un verdadero clásico de la salsa. En cierta ocasión, Sammy le preguntó a Roena si continuaría tocando el famoso tema, y este le contestó irónicamente “¿Ese no fue el que tú no quisiste grabar?”. No obstante en el álbum “Lucky 7”, Sammy, popularizó temas como “Que Me Castigue Dios”, “Me Le Fugué A La Candela” y “A Bailar Mi Bomba”, entre otros.

En 1977, Rubén Blades contribuyó con sus composiciones “Para Ser Rumbero” y “Amistad Barata” para el álbum “La 8va. Maravilla”. Curiosamente en este trabajo había un tema verídico titulado “Hora Cero”; aconteció que la orquesta después de su actuación en la ciudad de Philadelphia y durante el viaje hacia Nueva York con el propósito de grabar, se detuvieron a tomar un café; de repente, el bus en el que viajaban se prendió en llamas estando Endel Dueño en su interior, todos corrieron a salvar a su compañero, pero se perdieron los instrumentos y los arreglos musicales. Para completar el álbum, faltaba un número, es cuando Roena llama a su amigo de siempre Rubén Blades para pedirle un tema. Blades llegó al hotel como a las 3:00 p.m. y le cantó el número “Para Ser Rumbero”, entonces Roena le solicita a Luis “Perico” Ortiz que le hiciera los arreglos, y esa misma noche lo grabaron en el estudio Good Vibratrions Sound Studios en Nueva York; incluso Rubén participó en uno de los segmentos del soneo.

Sammy González salió de la agrupación de Roena y grabó como solista en “Sammy González y Los Torbellinos con Samuel Serrano” (1978). El cantante Tito Cruz volvió para reemplazar a Sammy y grabar junto a Papo Sánchez el álbum “Roberto Roena y su Apollo Sound 9” en 1977. Este álbum es probablemente uno de los más vendidos de Roberto Roena Y Su Apollo Soundentre todos sus trabajos musicales. Las voces de Papo Sánchez junto con Tito Cruz y Mario Cora, complementadas por los coros de Rubén Blades y Adalberto Santiago hicieron de los temas “Marejada Feliz”, “Que Me Lo Den En Vida” y “La Distancia” algunos de los mayores éxitos de la salsa a finales de los 70s.

A mediados de 1978, Julio “Gunda” Merced dividió el Apollo Sound llevándose a cinco miembros de la agrupación, incluyendo al cantante Papo Sánchez, para fundar su orquesta Salsa Fever. A finales de los 80s, Gunda Merced se hizo el productor y el director musical del sello Musical Productions de Tony Moreno. También en 1978, Roena produjo el álbum “Roberto Roena y su Apollo Sound X - El Progreso”, que se convierte en uno de sus trabajos más duros. Para la grabación del álbum Roena integró músicos de renombre como Lutty Maldonado, Coco Andujar, Efraín Hernández, Papo Pepín y un nuevo cantante, poco conocido en Puerto Rico, Carlos Santos, quien anteriormente había actuado con las bandas de Joey Pastrana, el Conjunto Candela, Kako y Orestes Vilató y Los Kimbos. Tito Cruz y Carlos Santos tuvieron la responsabilidad de la vocalización del álbum. Este incluyó la composición de Catalino Curet Alonso “Lamento de Concepción” con un maravilloso arreglo hecho por Papo Lucca, quien participó con su piano en el tema y en otros cuatro. Todos los temas de este elepé sonaron fuertemente “Regaño Al Corazón”, “El Progreso”, “Viva Cortijo”, “Contigo No Quiero Na”, “Lamento de Concepción”, “Guaguancó Del Adiós”, “Necesito Llamar Su Atención” y “Lo Que Dios Me Dio”. Todos fueron éxitos en Puerto Rico, Nueva York, Panamá, Colombia y algunos países de Centro y Sur América. Además en 1978, Roena produjo el elepé “La Practica Hace La Perfección” para su amigo y miembro fundador del Apollo Sound, el trompetista y vocalista “Mickey” Cora (Mario Álvarez Cora), conduciendo su propia banda llamada Orquesta Cábala.

En los años ochentas

Roena cambió para el sello Fania y grabó cuatro álbumes (incluyendo una recopilación) para este sello entre 1980 y 1982. En 1980, lanza el decimoprimero trabajo musical titulado “Que Suerte He Tenido De Nacer” (con éste se pierde el conteo numérico), del cual sonaron temas como “Trago Amargo”, “Yo Soy De Ley” (vocalizados por Carlos Santos), “El Aplauso” y “Algún Día” (cantados por Tito Cruz); pero la gran sorpresa fue el debut de Roberto Roena como cantante del tema “Sigo Buscando Un Amor”, del álbum también se produjo un video clip del tema “Mi Alegría Y Mi Tristeza”, a finales de los 70s. La penúltima grabación para el sello Fania en 1981 fue “Looking Out For ‘Número Uno’” que contenía el tema de una amarga dulzura “Se Esconde Porque Me Debe”, extraordinariamente arreglado por Louis García, y tres interpretaciones de temas escritos por el compositor y director de orquesta cubano Adalberto Álvarez: “Tal Vez Vuelvas A Llamarme”, “Vamos, Háblame Ahora” y “Son De la Madrugada”, vocalizados por Carlos Santos y Tito Cruz. Santos salió de la orquesta y debutó como solista en el álbum “Lo Mío” en 1982. Este mismo año, Roberto se asoció con el vocalista Adalberto Santiago para su última grabación en el sello Fania, “Super Apollo 47:50” del cual se escucharon fuertemente los temas éxitos “Vigilándote”, “Campanera” y “Sabroso Cantando”. También en 1982, Roena participó de nuevo en una reunión de algunos ex-miembros de El Gran Combo en “El Combo Del Ayer”, y de nuevo en 1983 en “Aquel Gran Encuentro”.

Roena reapareció con el Apollo Sound en 1985 en el trabajo discográfico “Afuera y Contento” en el sello Pa’ Lante Records. El vocalista fundador del Apollo Sound, Piro Mantilla, y Sammy González, otro exvocalista, junto con Junior Reynoso, conformaron el trío de cantantes del álbum. Incluyó una magnífica y, aún incomprendida, versión con mucho sabor, de la composición de Adalberto Álvarez “A Ver”. El álbum también ofreció una muestra del novedoso y efímero baile puertorriqueño llamado zuky; el tema en cuestión, “Apolo Zuky”, fue una latinizada copia del éxito de soca de 1981 “Soca Rhumba” de Montserrat’s Arrow. Después de un breve tiempo de silencio, Roena grabó, el acertadamente titulado álbum “Regreso” en 1987 en la etiqueta Up Records. La grabación también marcó el regreso al Apollo Sound de José “Papo” Sánchez quien compartió la vocalización con Rubén La Hoz y dos vocalistas femeninas: Johanie Robles y Aracelis Beltrán. El álbum fue de una excelente calidad que se sirvió de sofisticados arreglos salseros, presentó exitosos temas como “Reflexiones Mías”, composición de Adalberto Álvarez, vocalizado por Tito Rivera y “Estás Equivocado”. En el trabajo de 1990, “New Decade” en el sello Sonostar, Papo Sánchez fue el único cantante líder.

La escasa producción en los noventa

En 1995, Roberto Roena se presentó en el Poliedro de Venezuela en un apoteósico concierto con lleno total, quedando fuera del mismo cerca de 5000 fanático, en un hecho sin precedentes en la historia del escenario. También se presentó con un éxito arrollador en Colombia, donde sus seguidores lo recibieron con los brazos abiertos y un respaldo total. Conquistando otros lugares se presentó con sorprendente éxito en Los Ángeles y en San Francisco, California, demostrando su indiscutible dominio del espectáculo y su derroche de energía y dinamismo al bailar. Entre sus presentaciones se destacan dos espectáculos realizados en la importante sala de festivales del Centro de Bellas Artes, Luis A. Farré de Puerto Rico. En el primero de sus conciertos en tan reconocido centro de espectáculos, se convirtió en el primer director de orquesta en lograr reunir, luego de 25 años de éxitos, a sus cantantes y músicos originales en un mismo espectáculo; quedando recopilado en dos discos compactos grabado en su totalidad en vivo. Su segundo concierto se caracterizó por presentar una fusión de salsa con latin jazz, destacando la participación del cubano, ejecutantes de las pailas, Orestes Vilató, Luis “Perico Ortíz, David Sánchez y Anthony Carrillo, entre otros.

A finales de 1996, grabó para la compañía Musical Productions Inc. el trabajo musical “Roberto Roena y su Apollo Sound - Mi Música Mil Novecientos Noventa Y Siete”, que es presentado en formato de CD. Como siempre Roena trabajó duro para brindar lo mejor a sus seguidores. En este trabajo Roena es acompañado por dos experimentados soneros peso pesado: Héctor TempoAlomar y “Luisito” Carrión. Estos dos veteranos usaron su instrumento vocal y cada uno dio lo mejor de sí mismo en cada una de las canciones que interpretaron. Por el lado de Tempo Alomar tenemos el estilo de la bomba en “Baila Y Goza”, el romántico “Como Te Hago Entender” y el pesado tema “Mi Mambo Pide Campana” (inspiración de Peter Velásquez y arreglado por Willie Sotelo). En la esquina de Luisito Carrión tenemos la melodía soul “El Valor Que No Se Ve” (éxito en balada de Laura Pausini), la socialmente concisa melodía “Si Yo Pudiera”, el bailable “Y Tu Verás” y el rugiente número “R+R=Apollo”. Participaron además en los arreglos musicales Julio “Gunda” Merced, Papo Lucca, Cuto Soto y Ramón Sánchez.

Roena se unió a la Fania All Star al inicio de los años setenta y ha continuado grabando y colaborando hasta el presente día. Con la agrupación apareció en las películas “Our Latin Thing” (“Nuestra Cosa Latina”) en 1972 y “Salsa” en 1976. Roberto puede verse actuando como percusionista y bailarín con la agrupación en el video “Salsa Madness”, filmado en Zaire en 1974. Ha participado en grabaciones para otros artistas y orquestas de la salsa, incluyendo Charlie Palmieri, Cheo Feliciano, Ismael Quintana, Julio “Gunda” Merced y su Salsa Fever, Pedro Arroyo, Roberto Lugo, Andy y Harold Montañez y Willie González.

Muere su tío y maestro de baile

En la noche del 30 de junio de 1999, Roberto Roena sufrió un duro golpe al presenciar como su tío y maestro de baile Aníbal “Andy” Vásquez bailaría su último mambo. La orquesta liderada por Gilberto Santa Rosa actuaba para un vasto público en el legendario Carnegie Hall de la ciudad de Nueva York. Entre los invitados destacados estaba Roberto Roena quien tocó los bongos durante un segmento del concierto como parte de la sección rítmica de la orquesta de Santa Rosa. Aníbal Vásquez también estaba presente, tras bastidores como un invitado de su sobrino. Roena estaba programado para aparecer con su propia orquesta en el salón de baile Copacabana después de la presentación en el Carnegie Hall. Ellos llegaron juntos al Copacabana esa tarde. Como había sido su costumbre, Andy todavía no se sentaba al oír la música que tanto amó y no podía dejar de reaccionar para levantarse a bailar. Roberto Roena y su Apollo Sound estaban en el escenario haciendo lo suyo, mientras Aníbal bailaba con su compañera. Eran casi la una de la mañana cuando Roberto Roena notó que los asistentes estaban formando un círculo en medio del salón de baile y que su tío no estaba en ninguna parte a la vista. Su tío se había desmayado y sólo se apresuró a saltar fuera del escenario hacia el ruedo en el salón de baile para encontrarlo tendido en el suelo. El club nocturno Copacabana está sólo a dos calles del hospital más cercano, en la St. Roosevelt 57 y 9ª Avenida. Fue llevado a la sala de cuidados intensivos y tratado durante algunas horas. Pero tristemente, el tiempo de Andy en esta tierra había llegado a su carrera final. El último llamado fue en el suelo del salón de baile. A las 5:00 a.m. Aníbal Andy Vásquez falleció y dejó un legado detrás de una celebración de la cultura y música latinas con las que contribuyó promoviendo y exponiendo a través del baile. Murió en su ley como lo expresara el propio Roberto.

Roberto Roena y su Apollo Sound, ha interpretado una música que aún trasciende a todas las generaciones. Indiscutiblemente Roberto Roena es un baluarte del movimiento de la Salsa que demuestra una vez más que el éxito no estriba en hacerse sino en mantenerse. Merecedor de todos los aplausos y el orgullo de un Puerto Rico que si sabe hacer, Salsa de calidad, tenemos Roena para un buen tiempo.