Hacer clic en los anuncios publicitarios no cuesta nada. Al contrario, permite que puedas seguir disfrutando los contenidos de este blog.

Apoya la causa salsera, haz clic al menos una vez en cualquiera de los anuncios.

domingo, 2 de septiembre de 2012

LA BIOGRAFÍA DE LA SEMANA

Para muchos de los melómanos y amantes de la salsa venezolana, uno de los mejores y más destacados soneros de todos los tiempos en este país, es el siempre recordado Perucho Torcat, cuya vida musical a despertado gran curiosidad, ya que el mismo falleció bastante joven y para el momento era demasiado evidente la calidad interpretativa que este poseía, la cual lo hacia proyectar como uno los grandes cantantes de salsa no solo en Venezuela, sino en todo el caribe urbano.

Perucho Torcat, en muy corto tiempo se destaco como cantante, poseía un encanto particular en su voz que nunca lo hizo deslucir, en principio su canto estuvo influenciado por Tito Rodríguez, pero no hubo que esperar mucho tiempo para que asumiera su propio estilo.

En Barranquilla se le recuerda esencialmente por el gran éxito de corte navideño, "La Situación"; pero hay que destacar que fue el primer intérprete del gran tema "Vamos A Reír Un Poco", y el cantautor del suceso musical de corte religioso, "El Todopoderoso".

Presentemos de inmediato la semblanza de este gran sonero que dejó el mundo hace 40 años de una forma inocente e increíblemente absurda, y que por estos días se le conmemoran 66 años de su nacimiento.

PERUCHO TORCAT

Cortesía de Asocosalsa74.blogspot.com
Titulación y Edición de BARRANQUILLA ES SALSA

Su nombre de pila es Pedro María Torcat, nació en Carúpano, Estado Sucre un 5 de septiembre del año 1946. Era el tercero de tres hermanos que desde muy temprana edad fueron trasladados a Caracas. Su comienzo en lo que hoy conocemos como salsa se remonta a principio de los años 60, cuando cantaba con un grupo llamado Caribe, el cual solía realizar presentaciones en un local de la avenida Victoria en Caracas.


En el año 1965, Ray Pérez, quién ya tenía varios años residenciado en la ciudad de Maracaibo, decide probar suerte en Caracas, con una agrupación que había formado llamada Ray Pérez y su Charanga, pero la jugada no le salió muy bien, ya que los músicos que eran oriundos del Estado Zulia deciden regresar a su tierra y el grupo se desintegra. 

Ray quien ya conocía a Perucho, decide junto a este formar un nuevo conjunto musical y nacen así “Los Dementes”. La idea de colocar este nombre fue del propio Ray Pérez. Dice en una entrevista:

 ¿Es cierto que no los dejaban tocar como Los Dementes?

Mi profesor de música no nos dejaba tocar como Los Dementes, porque decía que los músicos no pueden ser catalogados de locos. Así que tuvimos que llamarnos Ray Pérez y su charanga. Había una patrulla amenazante que estaba presta a arrestarnos si usaba ese nombre ofensivo. Poco después me fui para Caracas a tocar, alterno con Los Panchos, armo el grupo aquí como Los Dementes, y grabo con Prodansa. De allí sale la "Descarga Cuatricentinario”, “Rómpelo”, todos esos temas. Fue un éxito de ventas.


¿Alguien que tocaba con la charanga continuaba con Los Dementes en Caracas?


No. Vinieron, pero se volvieron a Maracaibo, y yo tenía que buscar nuevos músicos aquí. Me busqué a Alfredo Padilla (timbales), a Nene Quintero (congas), Enrique Vásquez (bajista), Juan Díaz (trombón), Rulfo García (trombón), y Perucho.

Ya ensamblado “Los Dementes”, comienza una exitosa carrera musical para Perucho Torcat. 

En Julio del año 1968, se realiza una entrevista a Perucho Torcat para la “Revista Ritmo Fans”, parte de la misma decía textualmente así: “Conocí a Perucho personalmente en casa de Oswaldo Morales el día que este cumplía años, el año pasado, y no lo había vuelto a ver sino una noche en un baile de carnaval donde tocaban Los Dementes.

Esta mañana me llamó y me invitó a almorzar en un restaurant de la Avenida Victoria y aproveche para hacerle una entrevista.


¿Cómo fue que tú comenzastes a cantar? Le pregunte.


Nosotros somos tres hermanos que tenemos la música en la sangre, nacimos en Carúpano pero hace tiempo vivimos en Caracas. Yo estaba estudiando en la Escuela Técnica Industrial, me quería hacer electricista, pero deje los estudios en la época en que hubo muchos disturbios en esa escuela y una vez estando en una fiesta se me ocurrió ponerme a cantar con un conjunto que tocaba allá y me di cuenta que a la gente le gusto, de ahí en adelante me puse a buscar la manera de ser cantante de algún conjunto y conseguí unirme como cantante de un grupo de música tropical y conseguimos un contrato para tocar en el barco para turismo “Ana Mery” y nos fuimos en él a una gira que cubrió las islas del Caribe, incluyendo Puerto Rico, Santo Domingo y llegamos hasta Miami en la Península de la Florida. Al regreso del viaje organizamos otro conjunto en el que el principal era Ray Perez, que actualmente es pianista y director musical de los Dementes y comenzamos a tocar con un conjunto en un club en Altamira.

Como yo estaba comenzando solicito mi ingreso a la Asociación Musical y comenzaron mis problemas, porque la Asociación no quería que trabajara, argumentando que habían muchos cantantes sin trabajo y que yo debía darle oportunidad a ellos.

A mí me parecía que la oportunidad debían dármela a mí, porque como estaba comenzando tenían que permitirme probar, ya que a los cantantes viejos no los habían contratado. No te cuento en detalles porque sería muy largo enumerarles las luchas que me costo para lograr que me dejarán trabajar.
Esto que te cuento sucedió en el año 1966. A principio del 67 Ramón y yo organizamos el conjunto “Los Dementes” y ya vez que hasta la fecha ha tenido mucho éxito.


¿Quién es el dueño de Los Dementes?


Los Dementes están organizados en forma de cooperativa creo que es el único conjunto musical que está organizado en esa forma.


¿Cómo distribuyen la ganancias?¿Quien es el gana más y quien es el gana menos?


Cada uno gana de acuerdo con el instrumento que toque. El que más gana es Ramón Pérez que es el arreglista, pianista y director del conjunto, y el que gana menos es Angelito el que toca el bongo. Tenemos un fondo común y con el hemos comprado una camioneta y otras cosas…”

Con los Dementes Perucho Torcat realiza su primera grabación profesional en el disco Alerta Mundo (The Crazy Man) (1967), logrando imponer temas éxitos como: "Rómpelo", "El Guillo", entre otros. En ese año 1967, Perucho graba con Los Dementes cuatro producciones para el disco.

Para el año 1968, graba con Los Dementes tres discos: Los Dementes En El 68, Primer Aniversario y Sonero Somos. Luego comenzando el año 1969 graba el disco Siquiátrico Popular, bajo la dirección del pianista peruano José “Cholo” Ortiz, ya que para entonces Ray Pérez, abandonaría momentáneamente la agrupación para viajar a Nueva York. Más tarde en ese mismo año 1969, es Perucho quien decide viajar a Nueva York. Sus primeros trabajos en la Gran Manzana se presume que fueron con la banda del manos duras Ray Barretto, de quien también se dice que fue uno de los colaboradores directos en un excelente disco grabado por Perucho Torcat, ya en calidad de solista en la cuidad de Nueva York. El disco que es todo un clásico de la salsa comenzó a grabarse en el año 1969 y fue publicado en 1970 bajo el título de Homenaje A Perucho En Nueva York. Hay que destacar que en este disco Perucho graba el tema “Voy A Reir Un Poco”, una composición del recordado Ricardo Quintero, que años más tarde vocalizaría con gran éxito Héctor Lavoe en el disco De Tí Depende (1976). Este disco forma parte de una de las grandes joyas musicales grabadas por este extraordinario cantante venezolano. 

En el año 1971, Perucho nuevamente de regreso en Venezuela realiza varias grabaciones, entre ellas: Perucho Y El Loco Ray y They Do It, con Ray Pérez y su Orquesta. Este mismo año graba otra producción, un disco que saldria solo en el formato de 45 rpm, en donde incluye dos temas de su autoría: “La Paz” y “El Todopoderoso”, con la colaboración en los arreglos del pianista Ignacio Navarro. Es importante acotar que “El Todopoderoso”, fue grabado cuatro años más tarde por Héctor Lavoe en su famoso disco La Voz(1975), asumiendo tanto Lavoe como Willie Colón la autoría de este tema que pertenece a Perucho Torcat. 

El gran deseo de triunfar fuera de nuestras fronteras llevan a Perucho de regreso a Nueva York, pero esta vez en un viaje sin retorno ya que de forma inesperada lo sorprende la muerte. Era el año 1972, y se dice que Perucho trabajaba en Nueva York junto al reconocido sonero Justo Betancourt. Dice Ray Perez en una entrevista: 

¿Qué pasó con Perucho?

Bueno, estábamos tocando aquí, en los carnavales. Entonces llegó Justo Betancourt, que tenía su orquesta, y vino a hablar con él, para llevárselo para su orquesta. Yo le dije: “Perucho, bueno, vaya, si tiene trabajo allá, no hay problema”. Pero le dije: “Lo que puedes hacer allá, lo podemos hacer aquí”. [El me decía]: “No, que tú sabes, que yo quiero ser internacional…” Yo le dije que los discos “van a salir aquí, y tú vas a ser internacional”.

El trabajaba en el Corso cuando por primera vez fue a Nueva York, pero regresó aquí. Cuando se fue con Justo, tenía unos problemas allá; andaba detrás de Justo, porque como era cantante, no tenía nada que hacer durante el día — no era mecánico ni nada así. Me parece que tuvo un problema con la esposa de Justo Betancourt; tú sabes como son las mujeres de Cuba, era celosa de su esposo. Parece que la mujer lo tiró de la casa. Entonces él se fue, y la sorpresa mía es que un día, a mediodía, llaman por teléfono—collect—, y acepto… Es Justo Betancourt: “Ray, ven a buscar el cadáver de Perucho”.


¿Cómo así?


Se murió Perucho. Me cuenta Nelson Pinedo, que lo que pasó fue lo siguiente: Ellos fueron a tocar a Boston. Y hace frío en Boston. Estaban en primavera, cuando pegan unos fríos. Entonces, cuando ellos regresaron del baile, Justo le dice a Perucho que se quede en su casa. Pero como a Perucho le daba pena con la esposa, se quedaba abajo, y cuando sintió frío, se fue al carro, cerró las ventanas, y prendió el motor. Cuando abrieron el carro en la mañana, había muerto por monóxido. Eso fue accidental. No como dicen, que lo mataron. No lo mataron, murió por inexperiencia. A lo mejor venía cansado del trabajo, del baile…

Perucho Torcat, muere en la ciudad de Nueva York el 26 de mayo del año 1972, cuando atravesaba el mejor momento de su carrera artistica y en pleno boom comercial de la salsa. En su pais natal Venezuela, Perucho, siempre es recordado por ese don que poseía a la hora de sonear y bailar en tarima, por su carisma, por sus excelentes grabaciones y sobre todo por el gran vacío que dejo en el momento en que más se espera de él, y es por eso que no nos cabe duda en señalar que en la historia de la salsa venezolana debe y tiene que existir una pagina bien grande dedicada a este gran sonero, Perucho Torcat.