Hacer clic en los anuncios publicitarios no cuesta nada. Al contrario, permite que puedas seguir disfrutando los contenidos de este blog.

Apoya la causa salsera, haz clic al menos una vez en cualquiera de los anuncios.

sábado, 7 de julio de 2012

LA BIOGRAFÍA DE LA SEMANA

El personaje invitado esta semana, inició su carrera musical relativamente tarde, a los 28 años, luego de haber desempeñado, entre otros oficios, el de mecánico y taxista. Si bien se forma académicamente como topógrafo, nunca llegó a ejercer dicha profesión, dedicándose al transporte público como medio de sustento mientras incursionaba en varias agrupaciones musicales con diversa suerte. Su formación como intérprete del bajo fue autodidacta, sin embargo fue lo suficientemente buena como para lograr una posición de bajista con la agrupación que tocaba en la cervecería "La Distinción", en la que inicialmente solo cantaba en los coros, sin embargo, ante la ausencia del cantante principal del grupo antes de una presentación, manifiesta su disposición para cubrir la vacante y dando fe de su conocimiento del repertorio se inicia como voz principal de la banda. 

Uno de sus méritos es haber revitalizado la música cubana a través de actualizaciones del repertorio musical de la isla. Muchos de los temas que regrabó se han convertido en las versiones definitivas de estas canciones que incluyen guarachas, boleros y montunos. Entre las más conocidas de sus versiones se encuentran, "Monta Mi Caballo" y "El Que Siembra Su Maíz" de Miguel Matamoros; "Los Tamalitos De Olga" de José Fajardo; "El Baile Del Suavecito" de Ignacio Piñeiro; "Calculadora" de Rosendo Rosell; El Panquelero" de Abelardo Barroso; "El Manicero" de Moisés Simmons; "Rumba Rumbero" de Miguelito Valdés; "Longina" de Manuel Corona; "Mata Siguaraya" de Lino Frías; "Contéstame" de Arsenio Rodríguez; "Bonito Y Sabroso" y "Francisco Guayabal" de Pío Leiva; y "Qué Bueno Baila Usted" de Benny Moré. 

Aparte de ser uno de los principales soneros en la actualidad, es un formidable "showman" que da una energía tremenda a sus espectáculos con el baile con el cual anima cada una de sus presentaciones. Ha grabado más de 50 álbumes con varios discos de oro, ha recibido numerosos premios y honores. También cuenta en su haber con la mayor cantidad de apodos por el instrumento que lo acompaña y por su despliegue sobre el escenario.

Se mantiene como uno de los artistas más respetado de su país y del continente. Con su orquesta propia formada por músicos diestros, presenta espectáculos donde frecuentemente lo acompañan algunos de sus hijos. Es uno de los mejores exponentes de la "salsa brava" en los escenarios internacionales y promotor, además, de un nuevo sonido influenciado por el jazz, que se ha ganado, al igual que él, el respeto de los fanáticos, medios y colegas.

Su capacidad de improvisar y la textura de su voz hacen de él parte de lo mejor de la tradición latina. En su país nativo Venezuela es un ídolo, no solo como cantante y músico sino también como un hombre popular que sobre todas las circunstancias ha sabido ganarse fama y fortuna. Sin duda es uno de los artistas venezolanos más conocidos fuera de su país.

OSCAR D' LEÓN
"El Oscar de la Salsa"


Por: Armando Diazgranados Pretel, director del programa BARRANQUILLA ES SALSA
Material de la Dimensión Latina y apartes de su carrera como solista, resumen de agencias editado por BARRANQUILLA ES SALSA



Los primordios de la invasión de la música pre-salsosa en América del Sur ocurrieron en la década de los 40, eran tiempos de la orquesta cubana "Casino de la Playa", así como de las "Big Bands" americanas.



En el auge de estas agrupaciones, nace en Caracas, Venezuela, Oscar Emilio León Simoza el día 11 de julio de 1943 . Y es gracias a la “Sonora Matancera”, Benny Moré, “Chappottin y  sus Estrellas”, Miguelito Valdés, “Cortijo Y Su Combo”, "Ismael Rivera y sus Cachimbos", Ñico Saquito y “Los Guaracheros de Oriente” como también la “Orquesta Aragón” que el futuro “León De La Salsa” afila sus cuerdas vocales y descubre su talento con el Bajo, instrumento de quien consigue arrancar solo notas de 'oído', suficientes para 'acompañar' a sus ídolos. 
Tal vez sus fantásticos inspiradores cubanos nunca se enterarían que contaban con un futuro bajista quien se haría famoso interpretando sus temas. 

Oscar promocionaba reuniones con los muchachos de su barrio para montar su "guateque" e interpretaba los hits de esos artistas consagrados a quien solía emular. Era el inicio de una línea medio informal y que en pocos años acabaría por definir su predestinada carrera sonerística. 

Fue de manera informal que Oscar ingresó al mundo de la música, después de un ligero transito laboral por una fabrica de la General Motors en Venezuela, y luego de resolver sus aprietos económicos ejerciendo como taxista en su propio auto, mas sin embargo un mal día acaba en un accidente, que lo hace reflexionar sobre su trabajo. Junta lo útil a lo agradable en su vida y repentinamente se va a acompañar con su bajo a “grupitos”, trios y cuartetos en la noche caraqueña.

Él ya había intentado su suerte en la música con las agrupaciones “Golden Star” y “Los Psicodélicos”, más no tuvo mayor trascendencia en ninguna de ellas. Es en esta fase en que conoce a Víctor Mendoza, productor, arreglista musical y compositor, quien le sugiere que adopte el nombre artístico de Oscar D’ León.

Mendoza, bastante familiarizado con en el medio, es quien identifica las cualidades innatas de Oscar y lo recomienda al club “La Sabra”. En ese club, Oscar acompaña a un quinteto que tenía un repertorio bien actualizado sobre música caribeña.

Cierta noche del mes de diciembre de 1971, el vocalista del grupo discute con el dueño del club, quien acto siguiendo decide despedir a todo el conjunto.

No aspirando a quedarse desempleado una vez más, Oscar D’ León convence al dueño del club que debía contar con él para vocalista. Esta actitud medio “individualista” le traería problemas a nuestro héroe, en su futura relación con los componentes de las agrupaciones en las que participaría. A partir de ese momento, D’ León asume la voz y se convierte en líder del ex-quinteto (ya que lo convirtió en sexteto al integrarle un saxofón).

Invariablemente todas las noches, después de él cerrar “La Sabrá” , el sexteto se dirigía a realizar “descargas” en un bar llamado “La Distinción” donde se destacaba en sus presentaciones el grupo “Los Satélites” de "Cheche" Mendoza. Cuenta Oscar que todo el mundo se subía en su viejo “Ford 56” y se iban directo al referido bar.

Un sábado por la noche, al encontrarse desempleado debido al cierre de “La Sabrá”, y en un acto impensado, Oscar pide permiso al director de “Los Satélites” (un trompetista llamado “Cheche” Mendoza) para interpretar el tema “Bonito Guaguancó”.

Fue bastante elogiado, sin embargo en medio de una interpretación se arma una discusión entre el público y uno de los integrantes de la agrupación. Oscar D’ León, se encontraba en ese instante concentrado y con los ojos cerrados, no obstante notó que la orquesta detiene su toque.

Al abrir los ojos solo le dio tiempo de oír un disparo proveniente de un revolver en el medio del publico, no lo pensó dos veces y salió también disparado para fuera del recinto, eludiendo un posible incidente de mayor proporción.

Después de un momento, y ya superado el susto, D’ León resuelve retornar al bar, y en el estacionamiento observa que el dueño del bar decide cancelar la agrupación y reafirma sus propósitos de contratar a otra para su establecimiento.

Rapido de raciocinio, Oscar vió la oportunidad que se le presentaba y se aproximó hasta el dueño del bar y negoció los servicios de una orquesta (que evidentemente no existía aún), marcando inclusive una fecha razonable para una audición.

En aquel momento Oscar buscó la mejor manera de armar una agrupación que fuera del agrado del propietario de “La Distinción”, asi inicialmente pensó que podría formarla con músicos que tocaron con él en la fenecida “La Sabra”, además completarlos con miembros de “Los Satelites”.

Como estaba en boga la “trombanga palmeriana”, D’ León formó un sexteto con dos trombones, y llama a César “Albóndiga” Monge (su nombre real es Cesar Augusto Anuel Morales) y a José Antonio Rojas “Rojita”, este último tocaba el trombón de forma “brava”, agresiva, mientras “Albóndiga” poseía mayor bagaje por haber tocado con algunas de las pocas agrupaciones salsosas de Venezuela, entre otras había integrado el “Grupo Pan”; para la percusión D’ León convoca a Elio Pacheco, en el timbal a José Rodríguez a quien conoció cuando fungía como taxista. Las veces en que coincidían en el taxi, se formaba un “rumbón”. Rodríguez cuenta que Oscar siempre llevaba "Tapes" con temas antiguos y los cantaba a su estilo y antojo, sobrepasando su voz por encima del audio original. José por su parte lo acompañaba tocando con un banco de madera colocado en sus rodillas, siempre manteniendo el ritmo. Después del timbal, la verdadera especialidad de José era la gaita zuliana, él mismo se lo confesó a Oscar, este lo convidó para formar parte de labanda, le expresó: “te lo digo yo mi hermano, vamos a acabar con todo el mundo”...

En verdad Oscar junto con “Albóndiga” y “Rojita” ya habían comenzado a preparar la banda, hacia un buen tiempo, ellos se reunían en “La Guaira”, en casa del pianista y compositor Enrique “Culebra” Iriarte y después de algunos meses de ensayos ya estaban listos para aceptar el desafió en “La Distinción”. D’ León siempre exagerado, fue donde el dueño y le mintió diciéndole que su grupo estaba listo y armado con nueve músicos para lo que fuera, sin embargo todo era falso. 

El nombre que Oscar D’ León escogió para identificar a la orquesta fue la “Dimensión 6”, pues la estratégia era la de vincularla con un grupo conocido proveniente del ambiente musical de la ciudad de New York y que se llamaba “Latin Dimensión”, la derivación “6” era obviamente por causa de su conformación de seis integrantes.

La formación original de la banda fue Oscar D’ León en el bajo y vocales, Enrique "Culebra" Iriarte en el piano, César “Albóndiga” Monge y José Rojas "Rojita" en los trombones, José "Joseíto" Rodríguez y Elio Pacheco en la percusión.

En su primera aparición la banda fue presentada al público con ese nombre, al final de la jornada, Víctor Cuica, que era un saxofonista del circulo jazzístico y amigo de los integrantes de la banda, sugerió el nombre “Dimensión Latina”, a todos les gustó y decidieron adoptarlo en ese momento.

Después de esa noche corrió el rumor, por los circulos caraqueños, que en “La Distinción” se presentaba una banda con “un negrito bien bueno”. Con seguridad fue un parto feliz, el día 15 de marzo de 1972, nació “La Dimensión Latina”.

Después de aproximadamente cinco meses de presentaciones en “La Distinción”, la banda recibió una propuesta de la bailarina, promotora de eventos y de excursiones encruceros marítimos de nombre Mireya Delgado, para tocar en un viaje por varias islas caribeñas incluyendo Puerto Rico.

Al regreso a Venezuela un promotor de apellido Mesone les consigue una reunión con el ejecutivo de la TH Rodven, después que los representantes de esa firma, escucharon dos temas grabados en un “demo” y que tenían listos para la reunión. Los temas del histórico “demo” fueron “Oye Mi Canto”, (hit de “El Gran Combo”) y el otro era “Te Voy A Cortar Las Patas”, tema de inspiración de Oscar basado en una expresión popular del lenguaje venezolano.

En esa reunión quedó concertado que la banda dividiria la gravación discografica junto con la orquesta de Victor Mendoza, uno de los productores de la TH en Venezuela, denominada “El Clan Victor”, aún corria el año de 1972.

En esta producción, pegaron los temas: "Mapeyé" (fundamentalmente en Barranquilla, Colombia) y  “Pensando En Ti” (cover del grabado por Cheché Mendoza) de la autoría de Jose Lazo y que puede ser considerado como el primer hit de la banda.

Curiosamente y, sin hasta el momento explicación , Enrique “Culebra” Iriarte no participa de esta grabación (al menos no aparece en los creditos), “La Dimensión” usó al pianista Eddie Frankie del “Clan de Victor”. En la segunda producción de la banda ingresa Jesús “Chuito” Narvaez quien permanece hasta 1979, cuando es substituído por Samuel Del Real, este a su vez se queda con la vacante, después de una disputa musical con Sonny Bravo y Eddie Figueroa. “Chuito” volveria en 1985 especialmente para grabar “Producto De Exportación” para el sello Guantanamera Records.

El suceso de “Pensando En Ti” trajo el ostracismo del esquema de musica de salón, tan brillantemente conducido durante varias décadas por el dominicano Billo Frometa y su orquesta, dando paso a la promoción de festivales de salsa por todo el país petrolero y la explosión del movimiento salsero de norte a sur.

En 1973 graban el segundo disco (Dimensión Latina ’73 – TH Records-1077), ya sin la necesidad de dividir el vinilo con otra agrupación musical, sobreviven al desastre los temas: "Quiéreme" “La Comprita” y “Barranquilla-Barranquilla” (éxitos en nuestra ciudad), mal asesorados por los productores, se vuelcan en la onda ya saturada, de agradar al mercado andino, mas precisamente a el colombiano.

A pesar del tropiezo “La Dimensión” era considerada una banda estable, mantenían un promedio de ocho presentaciones mensuales y el in suceso de esa grabación fue echada de lado. En ese mismo año, apoyados ahora por Radio Rumbos consiguen imponer su primer suceso comercial y de buena critica, el tema “Que Bailen To’s” de la profética producción Triunfadores (TH Records – 1087) a través de las poderosas ondas de esa emisora, invaden los lares venezolanos y finalmente “La Dimensión” cae en el gusto de la nación llanera. Otro de los temas de ese álbum que es esencial en la celebración del Día de las Madres, es "Madre".

En 1974, después del suceso del hit “Que Bailen To’s” la banda vuelve a los carnavales de Maracaibo, en ese momento resuelven incorporar al bolerista Wladimir Lozano, un músico que será importante en el futuro suceso y en la internacionalización del grupo.

Momento propicio para grabar el álbum En La Dimensión Latina (TH Records – 1097), el cual dejó éxitos como: "La Piragua", composición del colombiano José Barros en la voz de Wladimir, y "Vuelta Y Vuelta", interpretado a dúo.

Hasta 1975 el trabajo de vocales (evidentemente con un peso mayor para Oscar) lo dividian entre Oscar de D’ León y Monge, con la llegada de Wladimir, “El León” sedescargaría de los boleros, los cuales ahora quedarían a cargo del nuevo especialista, así Oscar, un excepcional guarachero y cuya habilidad principal era la de improvisar como pocos en el montuno, quedaría con la misión que Dios le dio al nacer. 

Aún a esta combinación de habilidades le traería a la banda una posibilidad que posteriormente se convertiría en el 'gancho musical' del grupo y que la caracterizaría por mucho tiempo, en efecto: los boleros comenzaban con la voz de Wladimir a manera de introducción y luego se convertian en explosivos montunos cantados por D’ León. 

En 1975 los salseros sudamericanos estaban cada vez más seducidos por la sonoridad proveniente de Nueva York, mientras los venezolanos, fijaron en especial su atención para el segundo disco en el que participaban las voces de Oscar y Wladimir, Dimensión Latina-‘75 (TH Records – 1117) y el quinto de la banda. Un tema, que fue colocado a última hora como 'relleno' en el disco, acabaría por convertirse en la bandera de la agrupación. Basado en la onda de “revancha amorosa” la guaracha “Llorarás” de autoría de Oscar D’ León, serviría para señalar el camino comercial que “La Dimensión” debería haber tomado y no lo hizo. 

Así con la “matancerización” de la salsa neoyorquina impuesta por el director de Fania, Johnny Pacheco cerraba las puertas a la creación de nuevos temas, para así poder explotar el acervo cubano siguiendo la fatídica premisa futbolística adaptada a la música, de que “en equipo que esta ganando no se debe cambiar” nuestros héroes resolvieron sacrificar la creatividad iniciada con “Llorarás” (de hecho uno de los poquísimos temas de autoría del grupo) para exprimir al máximo y de manera indiscriminada el acervo guarachero cubano. Así temas como “Parampampan” y “Taboga” de Ricardo Fabregas se convirtieron en éxitos absolutos dando continuidad a un suceso pre-anunciado.

En 1976, “La Dimensión” lanza al mercado la producción Salsa Brava (TH Records – 1147) un disco inferior al intocable “Dimensión ‘75” más que seguía un rigor a su formula comercial pré-determinada, este LP consagró los temas “Dolor Cobarde” y “El Frutero” (del viejo acervo musical cubano).

La euforia fue tanta que antes de acabar el año de 1976 la productora lanzó el disco Dimensión Latina En Nueva York ’76 1/2 (TH Records–1197). Este disco se tornó importantísimo por ser el último que Oscar D’ León grabara con el grupo y también por la incorporación del tercer trombón Carlos Guerra. Así Osacr deja la sonoridad del grupo más poderoso de la salsa venezolana. 

A pesar que el suceso de “La Dimensión” ya se encontraba consolidado, los problemas internos que caracterizaron a la banda inclusive en sus inicios continuarían existiendo. Como director y fundador de la agrupación, D’ León cierta vez intento registrar el nombre de la banda en una instituición de marcas, al iniciar el tramite se sorprendió al constatar que los demás integrantes lo habian hecho con anterioridad y sin decirle nada a él. Fue la gota de agua que colmó el vaso, Oscar resolvió salir, no sin antes dejar claro para ellos que no podrían usar el nombre “Dimensión Latina”, pues este le pertenecía, los demás integrantes lo acusaron de ladrón e intentaron desprestigiarlo en el circulo de músicos para que nadie trabajara con él. El caso se resuelve creando una nueva orquesta (esto no fue confirmado por ninguno de los integrantes de la banda obviamente excepto Oscar) era el fin de la era “leoniana” en “La Dimensión”.

Consternado, Oscar D’ León negocia su salida y su supuesto derecho sobre el nombre de la agrupación por una cuantía de dinero la cual fue invertida en la adquisición de nuevos instrumentos musicales, pues ante la amenaza de descrédito en el ambiente de músicos, D’ León concluyó que seria difícil conseguir algunos y que todavía tuvieran sus propios instrumentos.

Una vez reclutados los componentes de la nueva orquesta optó por registrarlos en la empresa que creó para tal finalidad. Esta nueva agrupación fue denominada “La Salsa Mayor” con un conjunto formado por dos trombones, dos trompetas, bajo, congas y bongó. 

La primera producción de esta nueva era de Oscar fue Con Bajo y Todo (1976) (TH Records – 1175), el cual dejó éxitos como: "Retorna Vida Mía", "Porque Me Gusta" y "Sin Rencor" (tema en el que Oscar dice comenzar desde cero luego de la salida de la Dimensión).

En 1977, se produjo el álbum Dos Sets Con Oscar (TH Records – 2017), álbum grabado en vivo que tuvo como vocalista acompañante a Alejo Véliz Pacheco "Leo Pacheco" (QEPD). "Huele A Quemao", la versión de "El Manicero", y el clásico de Benny Moré, "Mata Siguaraya", son lo más destacado.

En ese mismo año, se realizó una producción que se convirtió en la más reconocida de Oscar D' Léon en ese ciclo de "La Salsa Mayor", El Oscar De La Salsa (TH Records – 2026). Éxitos como: "El Que Siembra Su Maiz", "El Baile Del Suavecito", "Siéntate Ahí" y "Juanita Morel", entre otros, así lo certifican. Además en esos temas, se puede percibir con facilidad la influencia cubana que marcó a este álbum.

Un año más tarde, se dio el reencuentro entre Oscar y Wladimir, el cual quedó plasmado en la producción doble: Oscar D' León y su Salsa Mayor (Tranquilo Y Sin Miedo/Juntos De Nuevo) (TH Records – 2036). 

Del primer álbum podemos destacar los cortes: "Qué Cosa Tan Linda", "De Frente Panamá" (de corte político que sirve como una invitación a la unidad) y "La Mano" (tema en contestación a "Fuimos Amigos", dedicado por el panameño Calixto Ferrer "Carlos El Grande"). Del segundo, por su parte, se extraen los cubanos "Ven Morena" y "María".

Éste fue el primer álbum de Oscar fuera de "La Salsa Mayor", que cambió de razón social, pasando a llamarse "Nuestra Orquesta La Salsa Mayor", bajo la dirección del timbalero Alfredo Padilla (QEPD).

Llega el año de 1979, y con él, dos trabajos discográficos mas del "Bajo Danzante". El primero, tuvo como título El Más Grande (TH Records – 2063). El cover de Ricardo y Bobby, "Bravo De Verdad", "El Baile Del Suavito" y el gran clásico en el que Oscar le profesa todo su aprecio al instrumento que lo ha acompañado durante toda su carrera, "Mi Bajo Y Yo", son los éxitos de esa producción.

El segundo se intituló Llegó, Actuó y... Triunfó (TH Records – 1245). Allí encontramos los temas: "Yo Quisiera", "Mis Hijos" y "Me Prendiste Velas".

En 1980 fue editado el álbum Al Frente De Todos (TH Records – 1116), bastante vendido en Venezuela dejando temas como: "El Panquelero" (Abelardo Barroso) y el cover de la Sonora Matancera interpretado por Celia Cruz, adaptado al genero femenino, "Y Mi Negra Está Cansá".

Este álbum marca una nueva sonoridad en la Orquesta de Oscar D' León, ya que se agregaría a las 3 trompetas y 2 trombones, el saxofón bien tocado por José Vera.

En 1981, comienza un nuevo ciclo en las grabaciones de Oscar D' León, ya que éstas se realizaron a partir de allí en Puerto Rico y no en Venezuela como lo venía haciendo hasta ese momento. También se presentaron cambios en la nómina de la orquesta. Enrico Enríquez reemplazó en el piano a Enrique "Culebra" Iriarte; César Pinto fue sustituido por Alfredo "Pollo" Gil (se incluyó además una trompeta y un trombón extra). Otro hecho destacado es que D' León interpretó todos los temas del álbum (algo inédito desde que abandonó la Dimensión Latina).

A Mí Si Me Gusta Así (TH Records – 109.07256) fue el nombre de ese álbum. "Se Solicita Un Novio" y "Al Mirarte A Tí" fueron los grandes cortes.


Pasamos al año de 1982, y nos topamos con el álbum El Discóbolo (TH Records – AMF 2207), disco recordado por su icónica carátula, la cual presenta a Oscar D'León en la posición de la famosa estatua de Mirón. En el libro Cocinando!: Fifty Years of Latin Album Cover Art, el autor Pablo Ellicott compara la carátula contra otras clásicas de la Salsa diciendo que "en contraste con el glamour de la escena de Nueva York, la súper estrella venezolana Oscar D' León nos entrega al salsero como un atleta olímpico. La figura del deportista siempre ha calado profundo en las minorías como una representación de poder, conocimientos, orgullo y el escape de la pobreza. En este intento de discóbolo de bajo presupuesto, León muestra como su fuerza atlética se compara con su poder para ganar discos de oro".

"Yo Quisiera Saber" y "El Derecho De Nacer" fueron los temas que causaron mayor furor dentro de este LP.

En 1983 graba el álbum Con Dulzura (TH Records – AMF 2241), en el que Oscar sigue mostrando que su amor por la música cubana permance intacto. Llama la atención la carátula porque en ella D' León aparece en un cañadulzal vestido de cortero con un machete. Esta producción dejó éxitos como: "Calculadora" (Richard Egües) y un nuevo cover de la Sonora Matancera que llevó por nombre "Melao De Caña".

Se presenta ese mismo año en Cuba, haciendo realidad su sueño de juventud, y si bien la gira representó una gran satisfacción personal para el sonero (especialmente la presentación en el anfiteatro de Varadero), por otra parte le generó críticas del mundo musical caribeño que interpretaron la gira como un apoyo al régimen cubano, sin importar que el mismo cantante hubiese manifestado con anterioridad su rechazo al gobierno de Fidel Castro y que su amor era por Cuba y por su música, a la que sentía que le debía toda su influencia. Incluso su amistad con Celia Cruz se vio afectada durante un tiempo.

Del año 1984 es la producción discográfica Con Cariño (TH Records – AMF 2304). De allí se destaca únicamente el corte "Hechicera".

En 1985, D' León se reunió parcialmente con la Dimensión Latina en En Nueva Dimensión, última colaboración con La Crítica. D' León produjo y co-dirigió el disco en el que regresó al enfoque en trombones de sus inicios y cantó con "El Abuelo" Rodríguez. Por la Dimensión trabajaron César Monge (dirección, arreglos, trombón), Joseíto Rodríguez (percusión) y Gustavo Carmona (bajo). Al año siguiente, décimo aniversario de su partida de Dimensión Latina, D' León nuevamente enfocó sus metales en los trombones para Oscar 86, el cual arregló y co-produjo Monge. Riquiti! trajo de vueltas las trompetas en 1987. El disco fue producido por Monge y José "Flaco" Bermúdez. El siguiente álbum, La Salsa Soy Yo (1987), fue nominado al Premio Grammy 1989 en la categoría Best Tropical Latin Performance (Mejor ejecución latina-tropical). El premio lo ganó Rubén Blades y Son de Solar por el disco Antecedente.

En 1988 graba con la orquesta Billo's Caracas Boys el tema "Ariel", como un doble homenaje al maestro Billo Frómeta y a Benny Moré de quién ha dicho en varias oportunidades que es su principal punto de inspiración, junto con la "Sonora Matancera", reconociendo así mismo haber sido influenciado por la música de Eddie Palmieri. 

Luego de algunos problemas legales que lo llevaron momentáneamente a permanecer brevemente detenido y privado de libertad y ser cuestionado en los medios de comunicación, decidió cambiar su imagen y presencia (desde esa época prefirió prescindir del calificativo de "El Diablo de la Salsa"), pero su sonido, esta vez al lado del grupo Los Blanco (1990), seguiría innovando y marcando pauta. De esta etapa es el tema "Qué Muchacho", del álbum Y Los Blanco, y el disco Auténtico (1991), donde hay un mix homenaje a Benny Moré, en el que versionaría los temas "Francisco Guayabal", "Que Bueno Baila Usted" y "Bonito Y Sabroso", pero el más exitoso fue "Detalles", infaltable en la celebración del Día Internacional de la Mujer.

En 1996 grabó la versión salsa de "Lady Madonna" para el album Tropical Tribute To The Beatles y salió a la venta El Sonero Del Mundo. Este disco fue producido por Willie Chirino en Miami y nominado para un Grammy en 1997 (Rubén Blades ganó nuevamente con La Rosa De Los Vientos). Ese año también participó en el documental Yo Soy Del Son A La Salsa. Producido por Ralph Mercado, el film atribuye a D' León la popularización de la salsa en el mundo. 

Se presentó además como el compañero para cantantes de la nueva generación salsera que formaba parte, como él, del sello perteneciente a Ralph Mercado "RMM": La India con quien grabaría el tema "Hazme El Amor" (1997), del álbum Oscar D' León En Nueva York o José Alberto "El Canario", con quien grabaría "Llegó El Sabor".

El 15 de marzo de 1998 la ciudad de Nueva York lo homenajeó nombrando esa fecha como "El Día de Oscar D' León".

Posteriormente inicia su salto internacional, llevando su sonido y su puesta en escena a sitios tan remotos como Japón y a escenarios tan importantes como el Madison Square Garden, el Poliedro de Caracas y el Teatro Teresa Carreño de la misma ciudad. Ya en esta etapa, el nombre de Oscar D' León se consagra como músico y se redimensiona, incorporando matices de "Latin Jazz" a sus acordes, que aparecerían así depurados y renovados, convirtiéndolo a su vez en invitado permanente de los más importantes festivales de jazz en el mundo. En esta etapa, alterna y graba quienes habían sido sus idolos de juventud: Celia Cruz, Eddie Palmieri y Tito Puente. Con estos dos últimos participa en el que se convertiría en la obra póstuma de Puente "Masterpiece/Obra Maestra", donde interpreta los temas "Cielito Lindo/Negrita" y "París Mambo".

En el año 2000 participó en la banda sonora de la producción de Disney, Las Locuras del Emperador grabando el tema "Mundo Perfecto".

En 2001, RMM fue liquidada tras perder una demanda por infringir derechos de autor y el catálogo y la plantilla del sello fueron comprados por Universal Music. Con este sello D'  León grabó Infinito (2003), que incluyó el éxito "La Mazucamba" del cubano Orlando de la Rosa. El álbum fue seguido por una gira mundial y fue nominado a un Grammy Latino como mejor disco de salsa.

En 2003, sufrió un infarto durante un concierto en la isla de Martinica y fue llevado de emergencia al hospital Pierre Zobda Quitman de Fort de France. Fue el tercero que sufrío desde que se inició como cantante y lo alejó por del espectaculo por un tiempo. Su primera aparición publica la realizó en julio en Venezuela y para su presentación durante la entrega de los Grammys en septiembre ya se había recuperado.

Tras el cierre de RMM, D' León también creó su propia disquera, Bazz Records. El primer lanzamiento fue la colaboración con Wladimir Lozano nominada al Grammy, Doble Play (2000). Posteriormente produjo el álbum de boleros Más Que Amor...Frenesí (2001), el cual produjo el tema de la telenovela del mismo nombre. En 2004 dejó su sello de lado y firmó con Sony Music. Para está disquera grabó un dúo con la fallecida Celia Cruz: "Tu Voz", incluido en la compilación Resumen Musical, y el álbum Así Soy.... También en 2004 fue nombrado el "Rey del Festival de la Calle Ocho".

El 7 de febrero de 2005, D' León y su representante, Luis Mendoza Pitre, fueron arrestado en el aeropuerto de Barranquilla, Colombia, cuando iba a tomar un vuelo a Bogotá. La causa fue una denuncia por estafa interpuesta por un un promotor de conciertos que aseguró que D'León no cumplió en un concierto programado para el viernes 4 de febrero durante los Carnavales de esa ciudad. Los asistentes al concierto causaron destrozos a la Plaza de Toros cuando D' León no se presentó. Al día siguiente fue trasladado a Cartagena, donde declaró ante el fiscal del caso que el promotor no pagó el adelanto que exigía. Fue liberado ese día al no hallarse méritos para seguir la causa. El 10 de agosto siguiente, inaugura el Mazucamba Club, local dirigido a los fanaticos de la salsa en el sotano del centro comercial Paseo Las Merces.

Tras abandonar Sony, editó Fuzionando en 2006. En este álbum, como sugiere el título, experimento con géneros diferentes a la salsa como el flamenco y el reggaeton. En general fue bien recibido por la critica especializada y el recibió un Grammy Latino en el 2007 como Mejor Álbum Contemporáneo Tropical. Ese mismo año fue nombrado Embajador de la Fundación Operation Smile, organización dedicada a la corrección de gratuita de labios leporinos y otras deformidades faciales en niños de todo el mundo, y organizó en la Isla de Margarita el Primer Festival Internacional de Salsa en Venezuela. El espectaculo se realizó entre el 29 de junio y el 1 de julio del 2006 en espacios del Centro Comercial Sambil Margarita.

En 2008 editó Tranquilamente...Tranquilo. Disco grabado en Puerto Rico para honrar el apoyo de ese país durante su carrera musical.

El 20 de diciembre de 2009 fue internado en la Unidad de Terapia Intensiva de una clínica de Caracas tras sufrir un infarto del que se recupera después que se le practicó un cateterismo.


Como curiosidad final sobre el “rencor de Oscar” cabe destacar que en la conmemoración de sus 30 Años de carrera en el recinto “Teresa Carreño”, D’ León mandó suprimir los caracteristicos trombones en la ejecución de una nueva versión del clasico “Llorarás” substituyéndolos por la sonoridad de las trompetas.